La degradación reduce la capacidad de las zonas áridas de capturar CO2 atmosférico

Estás aquí: